Get a site

Tipos de Diabetes

Que tu aliemto sea tu medicina y tu medicina tu alimento. La diferencia entre un medicamento y un veneno, está en la dosis nada màs.

Los diversos tipos de diabetes y sus compicaciones

picture

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por un aumento permanente del azúcar (glucosa) en sangre por encima del valor normal.

De acuerdo al sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU e Institutos Nacionales de la Slaud

Si le hicieron un examen de glucemia en ayunas:

  • Un nivel entre 70 y 100 miligramos/dL se considera normal.
  • Un nivel de 100 a 125 mg/dL significa que usted tiene una alteración de la glucosa en ayunas, un tipo de prediabetes. Esto incrementa el riesgo para la diabetes tipo 2.
  • Un nivel de 126 mg/dL o mayor casi siempre significa que usted tiene diabetes.

De acuerdo a los cánones actuales de la medicina moderna alópata, para lograr un control adecuado de los niveles de glucosa en sangre (glucemia), las personas con diabetes necesitan tratamiento permanente y a largo plazo, en el que inevitablemente el enfermo acaba por sucumbir a los efectos colaterales terribles de esta enfermedad: ceguera, amputación de pies o manos, disfunción renal, disfunción eréctil en los varones, etc.

Pero como veremos en otros artículos de este sitio, la herbolaria y la nutrioligoterapia nos brindan otro enfoque muy diferente..Así que en este artículo nos enfocaremos exclusivamente en la descripción de esta enfermedad mortal que es ya una pandemia de niveles jamás alcanzados por ninguna enfermedad en la historia del hombre.

Cuando la diabetes está ya bien establecida

Como consecuencia de la hiperglecemia pueden aparecer las siguientes alteraciones:  Aumento llamativo de la sed (polidipsia), del apetito ( polifagia) y del volumen de orina eliminado a lo largo del día (poliuria); dificultad para la cicatrización de heridas; infecciones, picazón (prurito), cansancio fácil, aún sin realizar trabajo físico intenso (astenia) y otros más.

Cuanto más tiempo se mantiene la glucemia elevada, mayor es el número de complicaciones tardías que se pueden aparecer afectando los ojos, los riñones, y los nervios. ¡Los síntomas y las complicaciones tardías se pueden evitar mediante el tratamiento adecuado de la diabetes!

La hiperglucemia de la diabetes resulta de anormalidades en la secreción y/o la acción de la insulina. La secreción puede ser deficiente, retrasada o inapropiada para el nivel de glucosa circulante, mientras que la acción puede ser afectada por anormalidades de los tejidos periféricos a nivel receptor y/o posreceptor. De acuerdo con su probable etiología, fisiopatología y manifestaciones clínicas, es posible reconocer distintas alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono que se manifiestan por hiperglucemia.

Se conocen varios tipos de Diabetes:

Diabetes Tipo 1 (DM1)

Se caracteriza por la falta absoluta o casi total de insulina endógena, por destrucción de las células beta del páncreas, debida a una combinación de factores genéticos y ambientales. La DM1 se asocia frecuentemente con ciertos antígenos de histocompatibilidad y respuestas inmunes anormales, incluyendo la presencia de anticuerpos dirigidos contra las células beta, presentes en la mayoría de los pacientes en el momento del diagnóstico. Ciertas infecciones virales también son causa de una determinada proporción de casos de DM1. El estadio final de la destrucción en un tiempo variable de las células beta lleva a la falta absoluta de insulina con aparición más o menos abrupta de los signos de diabetes, así como la tendencia a desarrollar cetoacidosis. Si bien puede presentarse a cualquier edad, los pacientes tienen habitualmente menos de 20 años en el momento del diagnóstico.

Diabetes Tipo 2 (DM2)

Los pacientes con este tipo de diabetes pueden producir cantidades disminuidas, normales o aumentadas de insulina, pero siempre insuficientes en relación con los niveles de glucosa en sangre, con alteración en la dinámica de la secreción y retraso de la liberación de insulina después del estímulo por glucosa. En la mayoría de los pacientes coexiste un estado de resistencia a la insulina, con disminución de la acción de esta hormona a nivel del hígado y de los tejidos blancos periféricos, ya sea por alteraciones en los receptores o posreceptores. La presencia de una cierta cantidad de insulina circulante, suficiente para inhibir la lipólisis pero no para mantener una normoglucemia, hace que estos pacientes no desarrollen en condiciones habituales un cuadro de cetoacidosis.

Diabetes secundarias

Pueden deberse a la existencia de enfermedades pancreáticas (pancreatectomía, hemocromatosis, pancreatitis crónica), a endocrinopatías con excesiva producción de hormonas hiperglucemiantes (síndrome de Cushing, feocromocitoma, acromegalia) o estar relacionadas con síndromes genéticos específicos (distrofia miotónica, ataxia telangiectásica).

Tolerancia disminuida a la glucosa

Se caracteriza por la falta de manifestaciones clínicas y glucemias en ayunas normales, pero con valores de glucosa en plasma anormalmente elevados en el curso de la prueba de tolerancia glúcida. Las cifras de glucosa en ayunas están por debajo de 110 mgs/dl, y a los 120 minutos de la administración de 75 gramos de glucosa por vía oral se encuentran entre 140 y 200 mgs/dl. Normalmente deben hallarse por debajo de 140 mgs/dl; cifras por arriba de 200 implican diabetes franca. Los pacientes con el cuadro de tolerancia disminuida a los hidratos de carbono pueden mantenerse en este estadio, revertir a lo normal o evolucionar a una diabetes franca con una tasa del 1 al 5% anual.

Diabetes gestacional

Es la intolerancia a la glucosa que aparece en el embarazo, fundamentalmente en la segunda mitad, debido a que la reserva pancreática de insulina no es suficiente para contrarrestar la acción de las hormonas hiperglucemiantes de este período de la gestación (hormona placentaria lactogénica, cortisol libre aumentado, prolactina).

Anormalidad potencial de la tolerancia a la glucosa

Los individuos pertenecientes a esta categoría no tienen antecedentes de tolerancia anormal a la glucosa, pero presentan un riesgo aumentado de desarrollar diabetes en relación con la población general.

Entran en esta categoría, entre otros, aquellos que tienen un mellizo monocigotico u otro familiar de primer grado afectado con diabetes, individuos obesos, y madres con abortos espontáneos a repetición o polihidramnios, o bien niños con más de 4 kg de peso al nacer.

La hiperglucemia es la anomalía metabólica más obvia de la diabetes y parece desempeñar un papel importante en el desarrollo de las complicaciones neurológicas y vasculares. Uno de los mecanismos básicos que actuarían sería el de la glucosilación no enzimática de las proteínas in vivo, proceso que guarda relación directa con los niveles de glucosa. Un ejemplo de este proceso lo constituye la glucosilación de la hemoglobina (Hb) con producción de Hb glucosilada, que normalmente representa menos del 6,2% de la Hb total. Diabéticos mal controlados presentan cifras más elevadas. La Hb glucosilada sufre una serie de alteraciones funcionales: tiene mayor afinidad por el O2, y lo cede en menor proporción a los tejidos, pudiendo producir hipoxia. Igualmente disminuye la elasticidad y deformabilidad eritrocitaria, con la consiguiente dificultad en la microcirculación. Ocurre igualmente la glucosilación de diversas proteínas tisulares y circulantes, con alteraciones en su función, que podrían desempeñar un papel importante en el desarrollo de las complicaciones vasculares y neurológicas de la diabetes. El incremento de la vía metabólica de los polioles a nivel de las células de Schwann, con aumento del sorbitol y la fructosa intracelular, puede conducir a alteraciones celulares que llevan a la desmielinización y a la neuropatía.

El diabètico puede vivir una vida normal y sin riesgos si ejerce un control razonable de sus niveles de glucosa. Hay diabeticos del tipo 1 que han vivido màs de 80 años sin complicaciones graves.

Por otra parte, la hiperglucemia inhibe la captación de mioinositol en los nervios periféricos, produciendo un déficit del mismo con la consiguiente disminución de la velocidad de conducción nerviosa. Las alteraciones de las lipoproteínas plasmáticas que se observan con frecuencia en la diabetes, así como la mayor prevalencia de hipertensión arterial, contribuyen al desarrollo de las afecciones vasculares. Alteraciones en el mecanismo inmunitario favorecen la aparición más frecuente de infecciones en los pacientes con diabetes mal controlada.

Enfoque alternativo

La herbolaria y la oligonutrición ofrecen una solución definitiva, saludable y a largo plazo para controlar y curar esta enfermedad. Comuníquese con nosotros y le daremos toda la información que necesite.

Autor: E. Salamanca

 

Caja editorial

Enero 1 de 2011
Tenemos los alimentos que merecemos
Las harinas refinadas son blanqueadas usando un agente que produce una toxina que mata las células pancreáticas. Ahí puede estar el secreto de la epidemia mundial de diabetes.... Ahora ya lo sabe, ¿piensa seguir comiéndolas? Lo más probable es que sí » Leer más

Enero 11, 2011
No compre tenis de dos mil pesos
¿Usted es de esas personas que creen que con calzar unos zapatos va a bajar tres kilos por semana?... » Leer más

September 10, 2010
¿Sabes de qué están hechos tus alimentos favoritos?
Creo que a muchos no les agradará saber que contienen algunos de nuestros bocadillos preferidos... » Leer más

 

Evite estas bebidas y alimentos
Anúnciece con nosotros...


Editorial 2011

El aloxano, en las harinas blancas, destruye las células pancreáticass.
» Lea más
La propaganda televisiva y eso de bajar hasta 8 kilos a la semana...
» Lea más
¡No compre tenis de 2000 pesos!...
» Lea más